Puede sentarse en una silla junto al borde, a 30 metros sobre el nivel del mar, donde disfrutará de la playa y podrá observar todo lo que ocurre durante el día desde su villa, piscina o jacuzzi.